«

Sep 21

Contraseña incorrecta, no puede entrar al piso

A veces encontramos paralelismos en el mundo, donde vemos cosas que funcionan bien en dos ámbitos sin ninguna conexión aparente pero que al razonarlo resulta muy natural y nos preguntamos como es que no lo habíamos visto antes. Uno de estos casos podemos verlo en dos ámbitos que no conectamos mentalmente en primer instancia como lo son las cuentas de usuarios y la puerta de casa. Pero seguro que ahora comienzas a entender las similitudes.

 

Estos dos escenarios ciertamente tienen mucho en común, ambos se basan en dar acceso solo a la persona correcta, aquella con el mecanismo secreto de entrada, a una zona restringida, privada que no es para todos si no solo para personas selectas. Una cuenta de usuario como las encontramos en Internet buscan que solo la persona con el nombre de usuario y la contraseña correcta puedan ingresar a una zona específica de una página web, como puede ser tu cuenta de faceto o de correo electrónico.

Igualmente la puerta de una casa busca que solo aquella persona con la llave correcta pueda entrar a través de ella, en este caso el nombre de usuario sería el usuario que tiene la llave y la contraseña es la llave en la mano, siendo el área restringida el interior de la casa. Todo tiene sus paralelos.

 

Y como tienen sus paralelos, no pasó mucho tiempo hasta que alguien quisiese llevarlo más lejos, puesto que, aunque lo normal para ingresar a una casa es usar una llave, tradicional elaborada en metal  con dientes, alguien una vez pensó que podría ser útil usar algo más cercano a estos mecanismos web y que el ingreso se diese por una contraseña secreta. Es aquí donde encontramos a las cerraduras por teclado numérico; los cerrajeros mongat de explicamos.

 

Estas cerraduras como su nombre bien lo indica, no utilizan una llave física, si no que cuentan con un teclado físico de números, como lo encontramos en un móvil de los viejos o en una calculadora, y para ingresar debemos marcar el código secreto que se supone solo nosotros debemos conocer. El uso de un teclado numérico es por razones prácticas, un teclado qwerty completo (como el de tu ordenador) es muy grande para ser incorporado de forma cómoda en una cerradura y relativamente innecesario, ya que con un teclado numérico se pueden conseguir suficientes combinaciones como para imposibilitar el ingreso al marcar un código al azar.

 

De este tipo de cerraduras podemos encontrar una gran abundancia en el mercado actual, cada una con sus propias características no solo físicas (algunas con teclados iluminados, botones de acción física, botones digitales en una pantalla táctil) si no también prácticas, con diferentes códigos programables y diferencias en el acceso de cada uno de estos códigos.

 

Irónicamente también hemos visto un salto inverso donde en la web y el mundo digital cada vez más se usan como medida de seguridad un dispositivo físico que se puede conectar al ordenador y funciona como llave física para los servicios web. En ambos casos la recomendación es siempre la misma, no olviden la contraseña o podrías no entrar a tu correo ni a tu casa.